5 errores típicos que cometen los hombres al querer bajar de peso [20-3-17]

by post on 20/03/2017

in Noticias obesidad nutricion

5 errores típicos que cometen los hombres al querer bajar de peso

Se acerca el verano y los gimnasios comienzan a ganar adeptos, convirtiéndose en el sitio favorito  de aquellos hombres que desean lucir un cuerpo perfecto durante las vacaciones.

Sin embargo, si no logras complementar el ejercicio físico con buenos hábitos alimenticios, nunca conseguirás aquellos resultados esperados. Por eso, lo mejor es que comiences por evitar la lista de errores elaborada por la revista masculina Men’s Health, los cuales fueron respaldados por la nutricionista de la Universidad de St. Louis, Jennifer McDaniel.

Malos hábitos que surgen a raíz de una serie de investigaciones en el área, las cuales arrojan que como personas no tenemos mayor fuerza de voluntad al minuto de cambiar nuestros hábitos alimenticios, por eso, hacer cambios bruscos en la forma de como te alimentas es algo contraproducente. De acuerdo a ello, lo recomendable es empezar de forma paulatina para así conseguir un cuerpo sano y tonificado para este verano; siempre teniendo en cuenta estos 5 puntos.

1- Saltarse comidas

Dejar de comer a las horas correspondientes puede generar serios problemas a tu organismo y también en tu apetito. Si no tomas un buen desayuno y consumes grandes cantidades de alimentos por la noche,  tu cerebro no tiene la energía suficiente para funcionar de manera óptima durante el día.

Por lo que, los expertos recomiendan dividir las calorías necesarias en tres comidas de 500 calorías cada una y dos snacks de entre 100 y 200. La mayoría de los hombres que están tratando de perder peso, aún necesitan entre 1800 y 2200 calorías al día, por lo que, empezar una rutina no es sinónimo de restricción total a la hora comer algo, sino que siempre debe ser de manera gradual.

2- Come de una forma más lenta

La idea es que comas más despacio y te beneficies al máximo de lo que estás consumiendo. Bajar los niveles en como pruebas los alimentos, le dará tiempo a tu cuerpo para disfrutar del bocado y quedar satisfecho mucho más rápido.

Algo que quedó comprobado en un experimento publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, en que 17 hombres saludables comieron 11.4 litros de helado. La mitad de ellos lo hizo en  5 minutos, mientras que el resto se tomó 30 minutos para saborear mejor el postre. Según el autor del estudio, Alexander Kokkinos, los niveles de la hormona que causa la sensación de saciedad y que avisan al cerebro que deje de comer, fueron mayores entre los hombres que tardaron 30 minutos.

3- Desequilibrar tu dieta durante el fin de semana

Las fiestas de día sábado o los almuerzos de domingo, pueden llegar a desequilibrar aquella rutina que has logrado durante la semana. En un estudio reciente del Journal of Clinical Investigation, los investigadores usaron ratas para estudiar el efecto del ácido palmitico en la leptina (hormona que ayuda a regular el apetito) y se descubrió que en solo tres días, la grasa saturada entorpece o bloquea la habilidad de la leptina de regular la ingesta alimenticia y el peso corporal.

Por lo que, es recomendable no descuidarse durante los fines de semana. Ya que liberarse completamente durante el domingo, es igual que comer mal un 30% de la semana. Algo no muy provechoso si se desea mantener una buena dieta alimenticia.

4- Abusar de los Snacks salados

El sodio presente en tales productos es insidioso, y  nos provoca comer inconscientemente hasta acabarse la bolsa completa.

Hay que recordar que el deseo de sal se termina luego de un par de semanas de una dieta reducida en sodio, indica Thomas Moore, director asociado del Centro Médico de la Universidad de Boston.  Sin embargo, no todos los hombres pueden sustituir su snack favorito por un plato de verduras. Como es algo paulatino, lo recomendable es ir disminuyendo de a poco el consumo de este producto, hasta llegar al punto de no contar con este ingrediente en la cocina.

5- Consumir grandes cantidades de alcohol

Beber es uno de los peores errores al minuto de ir al gimnasio o someterse a una dieta. Por ello, piensa en todo lo que bebes durante la semana y calcula las calorías que estás ingiriendo, las cuales de seguro te sorprenderán.

Piensa que dos cervezas diarias pueden significar más de 2 mil calorías en la semana, y quemar eso te tomará más de dos horas corriendo en la trotadora.

Si no puedes dejar por completo el consumo de alcohol, opta por un vino tinto seco con solo 4 gramos de carbohidratos, en vez de los 13 que contiene una cerveza normal.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas